Boletines /

Proyecto de ley de educación

Escrito por copase 28.05.2020

DIPUTADOS DE LA XXIII LEGISLATURA DEL ESTADO DE BAJA CALIFORNIA

La situación del contexto de los cientos contagios y fallecidos por motivos del trance sanitario que atraviesa el Estado de Baja California por el COVID-19, ha provocado una crisis educativa en la que miles de niños y jóvenes Bajacalifornianos se encuentran sin los medios necesarios para atender de forma adecuada su aprendizaje, impartido tanto por instituciones públicas y privadas.

La situación de estado de alarma debido a la pandemia sanitaria y los muy bajos resultados históricos en el nivel de aprendizaje, los alumnos llevan ya más de dos meses sin la posibilidad de asistir físicamente a las clases: falta de medios electrónicos, una cobertura en red incompleta y sin una capacitación idónea y múltiples situaciones de convivencia familiares en resguardo o aislamiento social, resulta muy complicada. Estos son algunos de los factores que están poniendo en peligro el derecho a la educación a cientos de miles de niños y jóvenes bajacalifornianos.

Por otra parte, es altamente preocupante, que el Grupo Parlamentario de Morena, pretendieron aprobar de manera urgente con dispensa de trámites una nueva Ley de Educación para el Estado de Baja California, sin una consulta previa y un consenso por parte de los padres de familia, maestros y sociedad civil organizada.

El proyecto de la ley educativa tiene inconsistencias y ambigüedades en la redacción de la legislación y no respeta los principios básicos de la constitución de la república y a la ley general de educación.

En general el texto parece ser un documento afiliado a la legislación federal sin ninguna consideración a las particularidades sociales, económicas y culturales del estado y a los grandes desafíos que afrontamos como la formación inicial, capacitación docente, tecnología e innovación, participación social, evaluación externa, infraestructura escolar, etc.

Y quizá lo más grave, se pretende dar facultades al Sistema Educativo estatal de intervenir, controlar y regular las actividades privadas y de poder adjudicarse los bienes inmuebles y muebles de las escuelas particulares, es totalmente inaceptable e inconstitucional. Atenta contra los principios de la economía de mercado y el patrimonio del sector privado.

COPASE hace un llamado urgente a los legisladores locales para que volteen, vean y escuchen, y respondan con hechos a los actores sociales e instituciones interesados, en rectificar el contenido de la ley, poniendo a su disposición los trabajos y la propuesta de reforma que actualmente se encuentra realizando un grupo multi-disciplinario de profesionales adheridos a la COPASE.