Boletines /

Llegó la hora de la definición

Escrito por copase 08.02.2019

En el año 2013 se concretó una de las reformas constitucionales en materia educativa más importante en la historia de México.

En el mes de diciembre del año pasado, la Presidencia de la República envió a la Cámara de Diputados del  Congreso de la Unión para su análisis, discusión y en su caso aprobación, una iniciativa que, para fines prácticos, deroga  por completo la reforma educativa del 2013, cancela de raíz la normativa del Servicio Profesional Docente y la Ley del Instituto para la Evaluación Educativa bajo la justificación  de que castiga a los maestros y, por lo tanto, es de carácter punitiva.

COPASE hace un llamado a los diputados federales a analizar con profundo detenimiento y responsabilidad la iniciativa con la que se propone reformar el Artículo 3º constitucional presentada por el Ejecutivo Federal , ya que de aprobarse con la redacción original, se vulneraría gravemente la progresividad del derecho a aprender de las niñas y jóvenes en México.

COPASE opina que debe prevalecer y conservar cinco principios:

  • La rectoría del estado
  • El derecho primigenio e inalienable de toda persona a recibir una educación  de calidad
  • La autonomía universitaria
  • Un organismo autónomo constitucional, independiente y técnico en materia de evaluación
  • El modelo  que establece que para el ingreso y promoción este en base exclusivamente al mérito y desempeño de cada maestro y de los actores internos del sistema educativo nacional.

Retroceder en estos principios sería un grave error histórico, representaría una regresión inaceptable  con serias consecuencias sociales y económicas para el futuro desarrollo del país.

Por ello, COPASE exhorta a todos los legisladores federales, por encima de ideologías e intereses  político-partidista a actuar siempre en el interés supremo de la nación. Sin duda, el desarrollo social y económico del país  está ligado a la educación.  Y hoy, el futuro  de la educación para 30 millones de niños y jóvenes mexicanos está ligado a la decisión mayoritaria de los diputados.

Llego la hora de definirnos como ciudadanos responsables y participativos.  Ya no tenemos el lujo de volver a equivocarnos a riesgo de quedarnos atrapados en la mediocridad educativa.

COPASE reafirma su compromiso de seguir trabajando con autoridades educativas y actores de la sociedad  por el mejoramiento real, estructural  y permanente de la educación.

      

 ¡Por una Baja California educada!