Noticias /

BC: Mala educación

Escrito por Zeta 15.12.2015

Tres estudios independientes coinciden en la falta de resultados de los programas académicos en Baja California. El presidente de COPASE, Alfredo Postlethwaite, pide reestructurar el sistema educativo, mientras las autoridades desestiman las calificaciones negativas.

(EDICIÓN IMPRESA) Pese a ser la entidad que más invierte en ese rubro -28 mil 500 pesos por alumno-, la calidad de la educación básica en Baja California está reprobada y sufre una “falla estructural”, ésta es la visión desde el Comité para la Participación Social en Educación (COPASE).

Para contextualizar la problemática, Alfredo Postlethwaite, presidente de Comité, mencionó algunos de los resultados arrojados por las pruebas PISA, ENLACE e INDE:

* El 75 por ciento de los alumnos egresados de bachillerato no tienen los conocimientos mínimos en matemáticas y, cerca del 50%, en lenguaje y comunicación.

* Un 37% de los jóvenes en edad escolar -entre 15 y 17 años– ya desertaron de sus estudios.

* En la materia de inglés, apenas el 7% de los alumnos de bachillerato alcanzaron un nivel básico y cerca del 57% no entienden nada del idioma.

Éstos son los resultados de una serie de evaluaciones hechas por diversas organizaciones, entre éstas Mexicanos Primero, que ubica a Baja California en el nivel 28 (de 32) en primarias y 20 en secundarias. Desde esa instancia del sector privado sostienen: “El desempeño en Baja California es muy preocupante, a pesar de que cuenta con condiciones socioeconómicas favorables y el mayor gasto por aluno del país”.

Al respecto, Postlethwaite Duagón considera: “Le falta humildad a nuestro secretario de Educación para aceptar lo que dicen los expertos”, y explica que desde esa instancia han propuesto un plan básico para mejorar los niveles, con cinco prioridades estratégicas donde incluyen la formación docente, el acceso a tecnologías, la participación social, la evaluación externa y la ampliación del horario escolar.

Pero asegura que las propuestas de COPASE  no han sido atendidas y agregó que en esta administración -Francisco Vega– se rompieron los acuerdos que en esa materia tenían con el gobierno estatal desde 2013, con José Guadalupe Osuna Millán como titular del Poder Ejecutivo.

 

Más estudios

 

Postlethwaite habló también de los resultados de  la prueba PISA 2012 -de la Organización

para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)-, en ella, de 29 entidades evaluadas, Baja California se ubicó nacionalmente en el lugar 15 en matemáticas y 16 en comprensión lectora. Además, la misma prueba colocó a México en el lugar 55, de un total de 65 países evaluados.

Esos datos internacionales también arrojan que México, con 200 días efectivos, completa anualmente 562 horas clase efectivas, y  se queda muy lejos de las mil 195 horas que cursan los estudiantes en de países como Corea y las mil 172 de Finlandia, ambas naciones entre las primeros ocho del ranking mundial.

En cuanto a  los resultados bajacalifornianos de la prueba ENLACE -recién cancelada por el Gobierno Federal–, éstos dan cuenta que en promedio un 70 por ciento de los alumnos están en los niveles más bajos de aprendizaje, insuficiente y elemental. Mientras en el histórico de 2006-13, Baja California está por debajo en tres de las cuatro dimensiones.

Los Índices de Desempeño Escolar Integral (INDEs), implementados por el grupo pro empresarial Mexicanos Primero, tampoco son favorables, ya que arrojan que Baja California se ubica en el lugar 20 en el nivel de secundaria. Califican los resultados como preocupantes, sobre todo dado que esta entidad es la que destina más presupuesto para educación en México.

De acuerdo con el consejero presidente de COPASE, estos resultados muestran que se necesita un plan estratégico, mismo que fue acordado desde diciembre de  2011 con el gobierno de Osuna Millán, donde incluso se firmó un Pacto Social por la Educación.

Postlethwaite recuerda que como candidatos a la gubernatura del PAN, propuso a Francisco Vega, así como a Fernando Castro Trenti, del PRI, continuar con el plan, ambos accedieron y firmaron un documento-compromiso,  pero ya en el gobierno la realidad fue otra.

“En el primer año, María del Rosario Rodríguez -primera titular del SEE–, estuvo más interesada en sus aspiraciones políticas que por la cuestión educativa, fue un año perdido”, considera el titular del Comité para la Participación Social en Educación Postlethwaite, y su sucesor, Mario Herrera Zárate, les confirmó que el acuerdo saldría adelante, pero a un mes que termine el segundo año, nada han avanzado.

“La verdad es que puro arranque y freno”, asegura el empresario local, quien explica cómo han tenido varias reuniones con el funcionario. “Nos dice que sí, pero los hechos nos dicen que no, mientras ya perdimos otro año”, asegura Alfredo Postlethwaite.

 

Restan importancia a evaluaciones

 

“Las evaluaciones no aprueban o reprueban, son medios para la mejora”, sostuvo en entrevista el titular del área de Evaluación Educativa en  el Sistema Educativo Estatal, Juan Gálvez Lugo, añadiendo que lo que las evaluaciones pueden mostrar es en cuanto al eje temático que los estudiantes de cierta escuela, de cierta comunidad, “los podamos fortalecer y cómo apoyar a los profesores para que mejoren estos resultados.

“Cuando  hablas de aprobar o reprobar  se está siendo muy tajante con el juicio”, refiere el funcionario educativo. Comenta que en el caso de los resultados de PLANEA -en educación básica en Baja California- no están de acuerdo, sobre todo en el área de matemáticas, aunque a la vez refiere que “esos resultados es una condición mundial” y menciona el caso de la prueba PISA  a nivel internacional, donde ni siquiera Estados Unidos tiene porcentaje alto de estudiantes entre  los niveles más altos.

“En el caso de los matemáticas, a diferencia de la comunicación, es un caso complicado porque los esquemas didácticos de la matemática en el mundo, y  Baja California y México no son la excepción, apenas se están clarificando”, expuso.

Según el funcionario, en la entidad se ha asumido esa tarea como un reto y, a raíz de  los resultados de PLANEA, se ha generado todo un esquema que incluye un ejercicio interno con el establecimiento de academias de matemáticas y se está trabajando desde preescolar hasta educación superior para identificar las necesidades en el ámbito de matemáticas para la toma de decisiones.

En cuanto al señalamiento de que instancias como COPASE no han sido tomadas en cuenta y que no se respetaron los acuerdos que desde 2011 se hicieron con la anterior administración estatal, el titular del área de Evaluación Educativa indica que precisamente esta semana se estableció el Consejo Técnico de Calidad en Educación, donde están representadas todas las instancias del sector social y productivo.

“Ciertamente en el sistema educativo de Baja California es complicado hablar de calidad, es un estado complejo”, dice Gálvez, para puntualizar que la entidad se ha sumado a los esquemas de evaluación de México y el mundo, y cita como ejemplo el inicio de los exámenes de la Evaluación de Permanencia a los maestros, con una participación arriba del 90 por ciento.